Nada más bonito que alguien te enchine la piel con tan sólo textearte...