Qué sabio es el tiempo que siempre encuentra la manera de enseñarte a olvidar...