Vas a sanar, lo sé, porque cada día luchas por ser mejor...