Perdonar no implica tener que regresar...